La ciutat Llegendes i tradicions Festes i esdeveniments Història de la ciutat Itineraris turístics Novetats Més apartats

Fragment de muralla, amb restes de construcció romana, als Jardins Joan Fuster.

Passeig de la muralla, als Jardins de John Lennon.

El portal de Sobreportes, l'antiga porta de la Gàl·lia.

Porta d'entrada al castell de Montjuic. Detall.

Porta d'entrada a la Caserna d'Alemanys, a Torre Gironella. Detall.

El castell de Montjuic. Espitllera.

El portal de Sobreportes, l'antiga porta de la Gàl·lia sobre la Via Augusta.

Carreus de gres a la part inferior de la Torre del Telègraf o del Llamp, prop de la Torre Gironella.

Detall de la decoració de la torre circular del pati de les Àligues.

La torre Júlia, al Passeig Arqueològic al límit del primer eixample de la ciutat.

La Girona del segle XVIII.

Document sobre l'estat de la Plaça de Girona el 1794.

"Dictamen del Mariscal de Campo D. Tomás de Morla, Quartel Maestre General del Exercito del Rosellón, acerca de la importancia y estado actual de la Plaza de Gerona. Mes de Marzo de 1794.

"Aunque la historia narra muchas tenaces defensas que en diversas eras ha hecho la plaza de Gerona, en las que, por lo comun, havia sido una barrera impenetrable a los enemigos, solo se mirava actual mente esta fortaleza como otras muchas, que por su situación y por la debilidad de los ataques antiguos, habian savido resistirles pero incapaces de sostenerse al presente ocho días contra una trinchera abierta.

"No es posible proviniese de otro principio el absoluto abandono en que están sus fortificaciones y obras militares, lo enteramente desprovista que está, y el haverse expedido quarenta y seis millones en el inconfectísimo e imperfecto castillo de Sn. Fernando de Figueras: fortificacion que jamás será completa, ni de Ier. orden como la de Gerona.

""Esta plaza tiene en sí todas las cualidades y circunstancias que caracterizan las de primer ordem, y que por lo tanto son como las llaves maestras de una frontera, capaces por sí solas de cubrir una provincia, y de tener por una campaña un numeroso exército, se harán estas propiedades individuales, y después se expondrá el estado actual de la plaza.

Iº. Está internada en la província, á 10 ó 11 horas de la frontera, circunstancia apreciable en una plaza de Ier. orden, porque así no está expuesta á una sorpresa, cogiendola los enemigos desguanecida y desprovista: no les es á estos tan facil posesionarse de ella por inteligencia o cohecho, y les es de mucho mas gasto y trabajo y tiempo, inbternarse para asediarla con un numeroso exército, o inmensos trenes de Artilleria, que executar un corto movimiento en la misma frontera a donde tienen los repuestos y almacenes.

"2º. La posición respectiva de Gerona es tambien singularmente apreciable, nuestra península no puede ser invadida por tierra, sino por donde los Pirineos se pierden en los dos mares. el paso por los puntos intermedios (en que no hay caminos, y es imposible abrirlos sin muchos años de tiempo, y en que las nieves cubren una extension grande nueve meses al año) es solo servible para correrías de tropas ligeras y partidarios, y no para internarse con un exército que debe arrastrar consigo, y detrás, una multitud de piezas de artilleria, carruages, municiones de boca y guerra, bagajes, etc., que por lo tanto exige cómodas y seguras comunicaciones, mas, de los expresados dos pasos, el de poniente no es de igual importancia, lo uno, porque está rodeado de provincias montañosas y quebradas, y lo otro, porque son de una frangosidad y aspereza las que baña el océano, y que por tanto no puede el enemigo internarse con la esperanza de ser provisto y socorrido por mar, si no que es preciso mantenga largas y penosas comunicaciones; no queda pues otro paso para internar con fuerza en la pnínsula, mas que el Ampurdan, y precisamente es este el que cierra la plaza de Gerona, cuya posicion es una gran garganta precisa que riega el Ter y otros riachuelos, y entre los rios Fluviá y Tordera, si se quiere entrar a esta garganta, es preciso abrir caminos por montes elevados, pedregosos, cortados por profundos barrancos, etc., de aquí es que los enemigos o se han de apoderar de Gerona, o no pueden penetrar en fuerza.

"No se piense jamás que Figueras suplirá á Gerona. prescindiendo de sus imperfecciones y defectos, su castillo no corta ni impide el paso, y quatro mil hombres dexados a su frente aseguran la mas libre y completa comunicación.

"3º. La situacion de Gerona es extremamente recomendable, y es lo que mas contribuye a hacerla una plaza magistral: el estar por una parte en un llano, y por la otra en roca, le proporciona las ventajas reunidas de las plazas inaccesible, y de las de las llanuras: es decir, de las de difícil y ardua expugnacion, y de las que pueden hacer fuertes salidas, é interceptar las comunicaciones del enemigo. esta situacion, sus fuertes, y los rios, la ponen a cubierto de que los enemigos no puedan rodearla, aunque tengan un exército de ochenta mil hombres; y de que si lo intentasen, seria dividiéndose en cortas secciones que quedarían expuestas a ser desechas por las salidas de la guarnicion.

"El ataque de Gerona por la altura enbuelve mil dificultades que despues se expondrán; y por el llano otras no menores, siendo la mayor la calidad de los rios que riegan la ciudad y sus inmediaciones. estos rios son verdaderamente torrentes, como todos aquellos que tienen cerca su orígen en montañas, de los que arrastran piedras, y arboles, y en que adquieren suma rapidez sus aguas. de aquí es, que aunque poco caudalosos en cuasi todo el año, y aun secos en el estio, toman con facilidad mucho agua que corre con impetu, e inunda, y llena de cascajos las llanuras por donde pasan. por tanto los rios de Gerona tienen grandes madres, todas pedregosas que ofrecen dificultades para la abertura y continuacion de las trincheras; y ademas quando las lluvias son fuertes, inundan toda la llanura y parte de la ciudad. una tal causa fue la que puso a Cesar á punto de perecer con todo su exército, frente de Afranio: y tal será la que hará circunspecto al enemigo en empeñarse frente de Gerona, o que podria ser causa de que perdiese toda su artilleria y bagajes, y quedase encerrado. las aguas de las primaveras ocasionan estas inundaciones, de consiguiente es necesario dexar pasar esta estacion, antes de empeñarse en el sitio de Gerona, y esperar ál estío, en cuya sazon no queda mucho tiempo para los grandes acopios y trenes que exige un tal sitio, y concluirlo antes que las aguas del otoño cubran los ataques, y cierren al exército entre el Fluvia y el Tordera, pues estos rios arrastran todos los puentes militares que se puedan haver echado sobre ellos.

"4º. Gerona puede tener su guarnicion (quando no esté empleada) a cubierto de los fuegos enemigos por mucho que estos multipliquen sus ataques, tal vez es esta la circunstancia que mas contribuye a que una defensa sea vigorosa y tenaz quando el soldado y aun el oficial, en el tiempo de descanso, estan obligados a encerrarse en casamatas, o cubiertos provisionales, o están expuestos siempre al fuego enemigo, principían a reynar enfermedades o se consternan los animos, y de cualquier modo se empiezan a buscar refugios y pretextos, como si esta misma consternacion no fuese uno para capitular y rendir la plaza al contrario, quando dos tercios de la guarnicion pueden separarse, pasados los dias del riesgo, y estar comoda y sanamente alojados ó acampados, reponiéndose de la fatiga y peligro de un dia, la tropa mantiene toda su energía y vigor, y no desea capitular.

"Gerona por el grande espacio que encierran sus murallas y fuertes dependientes, y aun por los muchos edificios que hay en él, no solo puede poner a su guarnicion a cubierto de todos los fuegos enemigos, sino tambien a un numeroso exercito. antiguamente quando eran mas reducidos los trenes de artilleria y tardo el servicio de esta, las plazas pequeñas podian hacer una gran resistencia, porque el enemigo no incomodaba en gran manera sus guarniciones, pero en el dia que el sitiador multiplica tanto sus bocas de fuego y las sirve con tanta agilidad y acierto, ninguna plaza corta puede resistir, ni aun a los ataques de pura incomodidad: asi es una circunstancia apreciabilisima la expuesta en esta plaza.

"5º. No lo es menos la de poder proporcionar abundantemente edificios para quarteles, almacenes, arsenales y hospitales, sea por sus muchas iglesias, conventos, o sea por sus muchos edificios propios y particulares. las plazas puramente militares escasean por lo comun de estos edificios. la guarnicion está oprimida; los pertechos y municiones de boca y guerra se acumulan, y jamas con bastante abundancia, en los almacenes; y perdido uno de estos, sea por los accidentes del sitio o por su mala disposicion, para la defensa, falta uno de los generos indispensables que la caracterizan. al mismo tiempo, no haviendo paysanos que ocupar en los talleres y faenas, en los hospitales y limpieza, hay que echar para ello, mano del soldado, acabandolo así de cansar, o que abandonar estos ramos que embuelven en si la perdicion de la plaza. solo baxo este punto de vista, se reconoce que Gerona es muy superior a Bellegarde, Sn. Fernando, Rosas y Hostalrich.

"6º. Gerona es no solo por su situacion, sino tambien por sus fortificaciones, una plaza fortísima y de Ier. orden; vease su descripcion: el recinto de la plaza es una muralla antigua, de mucha elevacion, bien conservada, de dos varas de ancho en su parte superior, y con un camino de ronda en ella, que está en muy buen estado, cubierta de un pretil con aspilleras. este recinto ciñe también el barrio del Mercadal, que separa de la ciudad el rio Onya, el qual corre por consiguiente entre dos muros; en medio de la distancia que baña a la ciudad y barrio del Mercadal, hay un magnífico puente de mamposteria que sirve de comunicacion, y está cubierto de consiguiente de las baterias enemigas. la parte de la ciudad opuesta al rio está sobre la falda de una elevada cordillera toda de roca. hacia la parte de Francia, al extremo de la ciudad, hay un estrecho valle por donde entre el rio Galligans, que despues se ensancha, dexando un promontorio llamado el Calvario, casi en medio, y forma una espaciosa vega donde hay muchas casas de campo, y a su entrada el monasterio de monjas de Sn. Daniel. el cerro de la izquierda que mira al camino de Francia, está ocupado por el excelente y bien situado castillo de Montjuich, y por el reducto de San Juan. el cerro de la derecha a cuya falda está la ciudad lo ocupan enteramente los bien entendidos fuertes del Condestable, Reyna Ana y Capuchinos, situado este ultimo al final de la loma que descubre la cañada por donde viene el Onya, y que barre la gran vega, o plá de Gerona, por donde corre el Ter, dominando al mismo tiempo todas las alturas inmediatas. estos tres fuertes se protegen mutuamente e igualmente con ellos los reductos llamados del Cabildo y Ciudad. en el promontorio del Calvario absolutamente inaccesible, mas que por una pequeña loma que lo une al Condestable, hay un fuerte que bate perfectamente el valle de Sn. Daniel, y su cañada enfila los unicos ataques en que se puedan hacer a Montjuich, cubre las espaldas de este, y guarda las golas y costados exteriores de todos los demas fuertes espresados.

"Por medio pues de estos fuertes y de los fuegos de la torre de Gironella y la plataforma de la puerta de Sn. Christobal, queda la muralla de la ciudad fuera de todo insulto, o imposibilitada de ser atacada, sin que preceda la perdida de los fuertes, asunto arduo y complicado por lo fragoso y quebrado de sus alrededores, por ser los inmediatos muy pendientes y de roca, y por la mutua proteccion que se dán, que es causa de que no se deben atascar todos a un tiempo, proyecto cuasi imposible en la practica.

"Queda pues como parage debil de Gerona el Mercadal. este barrio, por la parte que no mira al rio Onya y de consiguiente a la ciudad, está fortificado ademas del muro expresado con un terraplen y grueso parapeto, desde la puerta de Francia hasta que se descubren los fuertes de la Reyna Ana y Capuchinos, en cuyo parage se termina prudentemente el terraplen, y fuertes parapetos, afin de que ganado el mercadal, no pudiese el enemigo establecer baterias contra dichos fuertes. en el expresado recinto hay torreones, con dos o tres troneras cada uno, en los que situado un cañon puede tirar con diversas direcciones, e incomodar mucho los ataques. En fin, esta parte de la plaza está defendida de siete baluartes bastantemente grandes y sólidos: dos de ellos, en la parte de la ciudad, sobre el rio, y los otros cinco en el mercadal, y demas de la luneta, o rebellín destacado de Bournonville y de la Bateria de Sn. Narciso. es de advertir que todos los siete baluartes son mucho mas baxos que el recinto de la plaza, con el que solo tienen comunicacion por puertas abiertas en las golas, y que en cada una de estas, hay precisamente un torreon con troneras, cuyos fuegos barren el baluarte. de aquí es que posesionado el enemigo, sea por escalada, o por ataque frontal de uno de estos baluartes, seria imposible sostenerse en él. ademas si estos baluartes se contraminasen como es facil, despues que el enemigo hubiese empleado mucho trabajo, tiempo y gente en apoderarse de él, solo conseguiria verse volado, y hallarse con el recinto intacto.

"Todo este recinto del Mercadal tiene fragmentos de fosos de agua, de camino cubierto, y de esplanada, pero la serie de años y la codicia de aprovecharse de las tierras, labrandolas, han cegado y casi destruido estas obras que no es difícil el rehacer.

"El ataque de uno de los frentes del Mercadal, ofrece siempre grandes dificultades. Por la parte de Francia hay un cerro cuya cumbre dista 400 toesas de las obras mas avanzadas de la plaza, y cuyas faldas a esta parte son aridas y pedregosas, dexan apenas espacio para la reunion de los rios y de sus madres anchas y llenas de piedras.

"Mas arriba continua el mismo inconveniente, no dexando las madres de los rios lugar a un ataque formal con líneas que ciñan bien las partes atacadas.

"Mas arriba en fin, hácia la parte de España y su camino, la llanura se extiende, formando una hermosa vega; pero esta está interceptada por el rio Ter, expuesta a sus inundaciones, y dominada y barrida por los fuegos del fuerte de Capuchinos y del baluarte de la Merced, ademas de los fuegos de las obras atacadas.

"Infierese de aqui, que el ataque que presenta menos dificultades, que es el del Mercadal, es no obstante muy complicado y agrio, y ademas de embolver el inconveniente de que aun siendo feliz, no atraeria la rendicion de la ciudad y de sus fuertes, de cuyos puntos se podria obligar al enemigo a abandonar su presa.

"7º. Aun prescindiendo de las expresadas ventajas de la plaza de Gerona, bastaria, para hacerla de extrema importancia, el que, hechos los franceses nuestros enemigos naturales, dueños de ella, y aprovechandose de sus fortificaciones naturales y artificiales, harian de ella una barrera inexpugnable, la qual les facilitaria la conquista de toda Cataluña. Es necesario pues, o volar, y demoler hasta los cimientos todas las obras de esta importante plaza, o recomponerla, municionarla y pertrecharla como es necesario. Para dar una idea de lo que para ello se necesita, se dirá el estado actual en que se halla.

"Si se determina la conservacion y recomposicion de esta importante plaza, se pondrá el por menor de las obras de mayor urgencia y que se pueden y deben hacer en poco tiempo; de las que son necesarias, pero no tan urgentes, y que exigen tiempo, y en fin de las que se podrian hacer para poner esta plaza enteramente a cubierto, y dexarla, por decirlo asi, inexpugnable; tambien entonces se dará noticia de la guarnicion y dotacion de artilleria que exigiria; en este papel, solo se expondrán en general las imperfecciones y defectos que han ocasionado el abandono y ningun cuidado de esta plaza.

"Iº. Es de decir que todas sus obras de mamposteria se hallan en muy buen estado, y mejores que acabadas de hacer, por que los años han dado a las mezclas, que por sí eran de buena calidad, aquella dureza, y adherencia a las piedras que traban, que solo ellos, y no ningun secreto, pueden producir: los muros pues, tanto hechos sobre roca, como sobre terrenos fragosos, tienen toda la trabazon, integridad y firmeza que se pueden desear; si han padecido en alguna parte, es por las aberturas que se han hecho en ellos para puertas y ventanas.

"2º. Los parapetos se conservan aun bastante bien, y aun mejor los que son de mamposteria; ligeras recomposiciones bastan para ponerlos en el mejor estado.

"3º. Todas las obras de la plaza están bien entendidas y executadas, y dan a conocer que han sido dirigidas por manos muy maestras, quando se nota alguna imperfeccion o defecto, se ve a poco que se reflexione, la causa que lo ha producido y justifica.

"4º. Nada hay en la plaza de lo perteneciente a maderamen, ni una estaca para las palizadas, ni un puente levadizo, ni un peyne, ni una madera ó rastrillo: faltan casi todas las puertas y ventanas, y muchos cuerpos de guardia están sin cubrir y otros edificios militares.

"5º. Los caminos cubiertos, foso y explanados están casi enteramente borrados, por que la codicia de aprovecharse de ellos semblandolos, ha hecho que se desvanezcan los desniveles, y por consiguiente, el que no dexa de ser trabajoso el rehabilitar estas utiles y precisas obras.

"6º. Para proporcionarse paseos, contener el rio, y dar frondosidad y hermosura á sus margenes, se han plantado tal multitud de arboles, y se han dexado crecer tantos arbustos y zarzas, que en esta estacion que no tienen hoja, forman una frondosidad y espesura tal, delante de las obras y entre ellas, que ni estas descubren a las inmediatas, ni nada de los contornos.

"La tala de estos bosques, dexando una simple alameda que se pueda cortar en caso de necesidad, remediará este defecto capital, y producirá maderas suficientes para las palizadas, puentes levadizos, etc.

"7º. Cada baluarte arrendado a un hortelano, es una hermosa y bien cultivada huerta, pero con el inconveniente de que la cultura ha deshecho los desniveles de las tierras y que estas estan esponjosas, floxas, y embeben el agua. Es indispensable restablecer los desniveles, poner esplanadas, apisonar y dar consistencia a las tierras, y prohibir toda cultura.

"8º. Los fuertes de Montjuich, Condestable y Capuchinos son otras tantas Masias, o casas de campo, dadas a renteros, que los cultivan y encierran ganado. Vé aqui el mismo defecto de haverse perdido los desniveles, y separandose las tierras de sus lugares primitivos, quedando fofas y esponjosas, defecto que en los fuertes es mas difícil de remediar por la escasez de la tierra.

"9º. Tanto hácia el camino de Francia, como al de España, hay un cúmulo de casas, que ocultan de cañon proximo estas avenidas: pero estas casas no son aun tan perjudiciales como las muchas masias, casas de campo, y cercas que hay en la vega o pla de Gerona, las quales cubririan, y darian comodidades a los sitiadores. Las cercas mas perjudiciales y casas pequeñas mas inmediatas se podrian arrasar, pero el executarlo con todas ocasionaria muchas lastimas.

"I0º. El camino de España venia a terminar en una puerta que estava en la parte exterior del Mercadal, y por medio del gran puente de piedra se entraba en la ciudad: dicha puerta se ha arrasado, y el camino entra por la margen izquierda del rio Onya: quando este trae poco agua, se atraviesa, y se entra en la ciudad por una puerta, abierta debaxo del puente; mas si el rio trae mucho agua, se entra por una igual puerta abierta por la parte interior en el muro del Mercadal para ir a tomar el puente de piedra. asi mismo para la comodidad de la ciudad, se ha abierto otra puerta a la parte de la entrada del rio Onya y otras dos mas abaxo del puente de piedra, una en el Mercadal, y otra en la ciudad para facilitar la comunicacion por medio de un puente de madera. pero estas cinco puertas abietas en los muros del Mercadal y la ciudad por la parte que baña el rio, tiene dos grandes inconvenientes; uno, que quando hay una gran avenida, entran las aguas por ellas, e inundan una gran parte de la ciudad, y casi todo el Mercadal; y otro, que no teniendo estas puertas defensas, porque las avenidas se han llevado los tambores que las cubrian, y se llevarán todas las defensas que se les pongan, proporcionan al enemigo el medio de apoderarse de la ciudad y Mercadal por una sorpresa, o ataque brusco.

"IIº. Este medio es tanto mas asequible, quanto los conventos, y los vecinos se han apoderado de todo el muro y caminos de rondas del Mercadal y ciudad que miran en el rio, fabricando sobre el muro, y rompiendo con puertas, ventanas y comunes, de aqui es que penetrando el enemigo por la madre del rio Onya, casi seco en verano, que es tan ancha que puede contener 150 hombres de frente, no hay ningunos juegos que los contengan y resistan, y que pueden penetrar por las puertas principales, y por las de los balcones y ventanas de las casas de la ciudad y Mercadal.

"A la verdad es muy difícil evitar este inconveniente sin arruinar una multitud de edificios. No se presentan mas que dos medios de conseguirlo: uno, construir un gran puente fortificado con grandes peynes de hierro en los arcos a la entrada del rio, que sea como una cortina entre los baluartes de la Merced y de sn. Francisco de Paula; y otro, formar una trinchera en la madre del rio con una fuerte estacada en la corriente de este, y un profundo foso de agua. esta obra bastará para contener la columna enemiga que quisiera penetrar, y dexarla expuesta a los fuegos cruzados de los expresados dos baluartes. es cierto que la primera avenida o crecida del rio arruinaria estas defensas, pero tampoco deben executarse hasta que los enemigos estén a la vista.

"I2º. Aun es mas de admirar el abandono y descuido que se ha tenido en el recinto de esta plaza, al ver una parte de él, y su camino de ronda ocupado por algunos edificios de la catedral, casas pertenecientes a ella, y quartel llamado de Alemanes; las defensas que quitan estos edificios por la parte exterior, se podran en cierto modo suplir por una especie de barbacana, que proporciona un muro antiguo que hay desde la puerta de Sn. Christobal a la torre Gironella.

"Finalmente el muro está roto en una parte esencial qual es el baluarte de la Merced con balcones de este convento, aberturas que de ningun modo se deben permitir, porque debilitan el muro, y facilitan la entrada a los enemigos.

"I3º. Es indispensable dexar libre el camino de rondas al menos por la parte interior del recinto, y darle varias baxadas como antiguamente tenian, pero que actualmente están interceptadas por conventos y otros edificios, no parece sino que se dió por enteramente abandonada y perdida esta plaza, y que sus obras solo debian servir para utilidad de sus moradores, y singularmente de las comunidades religiosas, o para beneficio de su estado mayor.

"Aunque en esta plaza hay algunas piezas de artilleria, pocas, respecto al gran numero que exige, no hay en ella una sola cureña, una afuste, una bala, una bomba, una explanada, un juego de armas, y casi ninguno de la multitud de pertrechos, máquinas, útiles y efectos anexos a la artilleria, y precisos para una defensa: de consiguiente en este importante ramo, todo se necesita.

"Tales son las ideas que se ha creido necesario exponer, para que hagan conocer su grande importancia y principales gastos que hay que hacer para ponerla en estado de defensa: oxalá siempre se huviera tenido presente que no las muchas plazas hacen la defensa de una frontera, y si la fortaleza de algunas de Ier orden, sobre cuya manutencion y conservacion se debe tener siempre el mayor cuidado, pues por poco que se afloxen las bridas, la codicia de los subalternos y los intereses particulares causan daños y perjuicios muy difíciles de remediar.

"Gerona y Marzo de 1794",


Extret de "La Plaza de Gerona en 1794", article publicat per Emili Grahit a La Revista de Gerona, any XIV, mes de setembre de 1889, número 9. En la transcripció s'ha respectat la grafia i el vocabulari original.


Back-Index

CONTACTE ----Avís legal ----Aviso legal ----Legal notice

© Fèlix Xunclà/Assumpció Parés